24.3.09

Carpe Diem

No tengo trabajo fijo. Tengo labor de estudiante y creativa a tiempo completo. Suena buenísimo, pero en tiempos de crisis, genera un punto de angustia a veces. Qué que va a pasar cuando los ahorros de verdad menguen, cuando no me salgan más chambitas, cuando me llegue el agua al cuello. Y a pesar de eso, hoy que cerré dos capítulos, tengo la sensación de que me merezco un premio.

Y ya sé qué pasa: voy a una librería, a ver discos o zapatos y caigo. Y luego me pasó tres horas angustiada por todo lo que me compré. Pero eso se me pasa. Y no hacer las cosas no se pasa. El no aprovechar a la gente, la posibilidad de hacer una fiesta, de pasarla bien - en favor de hacer las cosas que "debería uno de hacer" - eso es lo que no se perdona.

No lo digo yo: aquí está un artículo que asegura que la gente se arrepiente más cuando es demasiado precavida, demasiado responsable, demasiado ahorradora. Que el síndrome de la compra compulsiva se pasa, pero no el de la total y extravagante frugalidad o responsabilidad.

Ahora comprendo qué es exactamente lo que siento cuando veo las fotos de mis compañeros de universidad que se iban de fiesta mientras yo trabajaba. Esto es así. Lo bueno es que soy estudiante otra vez - así que a no dejar pasar ni una oportunidad.

2 comentarios:

JULY dijo...

te apoyo totalmente. El día de hoy tengo 11 euros para terminar el mes y están en el cajero, por lo que no los puedo sacar si no voy directamente al banco. Pero el viernes me compré un boletuco para irme a conocer Florencia en julio!! yesssss... porque como tú, pensé: "Hay cosas que tengo que hacer" y "me merezco un premio por ser taaan pero taaan estudiosa".. jejeje... ni modo. A disfrutar!

Cin dijo...

Muy bien! Disfrute, chica, disfrute... que es lo que nos queda antes de que el mundo (o los ahorros) se agoten...