29.8.09

Todo lo que nos separó

En esta semana, me encontré dos notas en La Vanguardia sobre cómo Facebook es ahora la fuente interminable de problemas entre parejas. Desde Bélgica se comenta cómo más parejas lo utilizan como causal de divorcio - por celos o para demostrar maltrato - y una Universidad en Canadá (Guelph) está llevando a cabo un estudio sobre cómo el medio es perjudicial para las relaciones de pareja pues puedes husmear todo lo que está haciendo en su vida.

Facebook no es el malo malísimo que se está llevando todo al carajo, señores. Esas relaciones ya estaban mal. ¿Qué necesidad en tener que subir fotografías en las que te ves con alguien más en actitudes cariñosas - o peor, estar en actitudes cariñosas con alguien más, ser fotografiado y exponerte a ser subido a Facebook cuando se supone que estás bien con tu pareja? No hace sentido.

Pero claro, mejor echarle la culpa a la televisión de los niños malcriados o a Facebook de los matrimonios rotos. Muy feo eso de decir: "yo me metí a su facebook y busqué hasta que encontré algo para dejarlo", "yo me puse 'single' aunque estuviéramos casados para que rabiara", "yo le puse los cuernos, y alguien lo subió a facebook".

No es una cuestión de Facebook. Hace años fui testigo de la siguiente escena: una chica llegó al club deportivo en donde su marido entrenaba un deporte de grupo. Los compañeros de él, que nunca la habían visto, se le acercaron y le preguntaron que si era la hermana de su esposo. Al contestar ella que no, que se había casado con él hacia tres años, más de alguno exclamó: "¡Anda! ¡Yo no creía que este tuviera novia, mucho menos que estuviera casado!".

Ese bocazas es más o menos el equivalente analógico al "single" en el perfil de Facebook. Y es mucho más jodido en vivo que en digital.

3 comentarios:

Mariana M* dijo...

Buenísimo post. Yo por eso no pido ser facebook friend a según quién, digo, por aquello del ligue fortuito. Ja, ja. Un abrazo, que se mejore y disfrute mucho el domingo.

Cin dijo...

Gracias por lo de buenísimo. Estoy de domingo en casa, con té y aspirinas, gustas? Un beso (limpio)

luka dijo...

Llego hoy por aqui y ando repasando.

De acuerdo, la culpa no es de la maquina o el invento.

La culpa sera siempre del cretino/a que hace o cuelga lo que le perjudica.

A mi tambien me parece buenisimo.