9.8.09

Actos de terrible nostalgia

Carmen, mi vecina la que le grita a los noticieros de radio y televisión, tiene un carácter un poco difícil. Pero nos queremos mutuamente por esas razones imposibles de definir. Hace unos días, dada mi nueva condición de loner, le avise que le llevaría un juego de llaves - yo luego las pierdo, y ella suele estar siempre en casa.

Finalmente hace unos días el juego de llaves estuvo listo y yo en tiempo para llevárselas. Pero - cosas de casa - me parecía el colmo de la mala educación llevarle las llaves y ya. Así que fuí a buscar algo para llevarle con las llaves. Como ya sé que no come dulces (ya cometí el error una vez), decidí comprarle una planta.

Y comencé a deambular por el barrio. Evitando cuidadosamente el pedazo de calle donde estaba la florería de la Mona, que cerró justo a finales de junio. Y finalmente encontré un sitio, y compré la flor pero me sentí rara, como si estuviera cometiendo alguna clase de crimen. Pagué y me pareció que la planta ya no era tan bonita, y odié el logotipo de la pegatina. Vamos, que casi me pongo a llorar cuando pasé por enfrente del local que todavía tiene el letrero de "En Alquiler".

Podrían ser las hormonas, sí. También podría ser que, cual canción de Morrissey, estoy a veces un poco cansada de que mi vida sea una interminable sucesión de gente diciendo adiós. Es lo que hay.

4 comentarios:

Mariana M* dijo...

Me parece que así es en Barcelona, se la pasa uno diciendo adiós, hasta luego, hasta quién sabe cuándo.

Un abrazo Cin y te pronpongo un cafetín por ahí del miércoles tarde, digo, tarde onda 8 si le apetece y tiene tiempo.

Cin dijo...

Mi querida Mariana: Creo que en Barcelona y en todos sitios. Pero bueno. Sobreviviré a esta manía. Esta semana lo tengo xungo, pero lo dejamos para la otra, ¿vale? Beso.

JULY dijo...

Sí, opino lo mismo. Barcelona es la culpable de estas tristezas... yo no recuerdo haber dicho más "adioses" que aquí. Snif.

florsandflowers dijo...

:-(
Yo tb adoro a Carmen!!!! Y os hecho de menos!!!!
Casi lloro cari... gracias...