16.5.07

Las matemáticas del desnudo

Me pasé muchos días pensando en la historia esta del señor Tunick retratando a un montón de mexicanos desnudos que se reunieron en el Zócalo. Lo discutí en foros de discusión y en vivo. Es más, hasta lo hablé con mi mamá. Me acuerdo que la nota que leí de El Universal decía que se había "roto" el record que había alcanzado Tunick al juntar 7.000 personas en Barcelona, cuando en el DF habían aparecido entre 18 y 20 mil.

Seamos bondadosos. Digamos que fueron 20 mil. Y hagamos la matemática. En la ciudad de Barcelona - donde yo vivo y casi trabajo cuando dejo de pensar en bobadas - según el padrón del Ayuntamiento vivían aquí al 1 de enero de 2006 1,605,602 personas. En 2003, año en el que se tomaron las fotos de Tunick, estaban registradas 1.582.738 personas. Había 12 mil personas en lista para la foto y creamos en el estadista brillante que dijo que habían llegado 7 mil. Esas 7 mil representaban el 0.44% de los habitantes de la ciudad. Un récord, sin embargo, frente a todas las convocatorias anteriores del fotógrafo.

Ahora bien, la Ciudad de México. El Sistema de Información Económica, Geográfica y Estadística del DF ofrece su último dato actualizado del censo del 2000, así que habrá que conformarse. Según ese dato, en el 2000 vivían en el DF 8,605,239. Esto es, este dato sólo incluye a la gente que vive en el territorio oficial del DF - la zona metropolitana se extiende mucho más allá de eso. Por su parte, el INEGI (Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática) tiene una cifra igual del DF en 2005, que sube poco hasta 8,720,916, cifra que los señores de Wikipedia dan por cierta. Sin embargo, según la sabiduría popular y la ONU que sitúa a México como la segunda orbe más situada del mundo con unos 18 millones de habitantes. Pero vale, situémonos en los datos oficiales: si la población es de 8,720,239 en el DF y asistieron a la foto 20,000 personas... eso es el 0.23% de la población local.

Osease que: en términos absolutos sí, el DF le ganó en convocatoria a Barcelona. Pero en términos relativos de población... pues ni qué decirles.

(Me tengo que poner a escribir la tesis. Esto de estar haciendo números por ocio... ah, subo esta foto de El Universal porque me parece muy bien que todos hayan ido, sin importar ninguna diferencia. He dicho.)

1 comentario:

Benjamín dijo...

La cosa es que la gente se ponga en pelotas, pues. Y que sea mucha, y el sitio grande para contenerla. Luego vienen los retos técnicos (conseguir un buen angular y una cámara de formato/resolución cada vez mayor) y logísticos (qué tal si alguien sufre un ataque de epilepsia o un infarto entre la mar de cuerpos). Y en este punto ya no podemos decir con seguridad si es arte o simplemente trabajo: espiral inacabable de superar el récord, hacer prensa por tomar multitudes en traje de neonato y superar de nuevo el récord gracias a la fama granjeada en consecuencia. Todo este cuento me hace pensar en especulación bursátil... ¿hasta dónde subirán las acciones Tunick? ¿serán tan cotizadas como las acciones Christo?... ¿Qué cambia cualitativamente con fotografiar mil o diez mil cuerpos, con envolver el Reichstag, la isla de Malta o Júpiter?