31.1.07

Todo es cuestión de tiempo

Cuando recién me enteré que estaba embarazada - tristemente ya no lo estoy más, para los que no lo saben - me hizo mucha ilusión... en parte, la verdad, por una cuestión de edad. En algún momento un médico en México me había dicho que era importante tener el primer hijo antes de los 30 años para que tu cuerpo esté en las condiciones más aptas para recibirlo. A mí lo que me preocupaba (y aún me preocupa) era tener la energía suficiente para correr detrás del ente y para poder ofrecerle una educación integral en casa adecuada a sus necesidades

En diciembre, una mujer de Cádiz dio a luz a unos gemelos. Hasta ahí, todo normal. Pero empiezan a salir las aristas: es una mujer soltera que se sometió a un tratamiento de fertilidad. En Estados Unidos. Porque en España no se hubiera hecho nadie. Por que tenía 66 años. En fin, que parió a unos niños a los 67 años después de haberle mentido a los médicos de EEUU quienes dicen que nunca lo hubieran hecho porque su límite es 55 años para mujeres solas o 110 entre los dos cuando son parejas.

Se ha dicho mucho al respecto. Recuerdo haber leído una columna en un diario gratuito que decía que cualquier discusión era nula y sexista porque nunca nadie se ha preguntado si es pertinente o no que un hombre tenga hijos después de los 60 y cada vez más los tienen. Sí, supongo que sí. Lo cierto es que el bebé que tuvo el padre de Julio Iglesias casi a los 80 años se queda con su mamá aunque se haya muerto el progenitor. Y lo mismo pasó con la hija pequeña de Anthony Quinn.

No dejo de darle vueltas a aquella recomendación del médico. La mujer en cuestión afirmó en las entrevistas posteriores "creo que todas las mujeres deberían ser madres en el momento adecuado". La pregunta entonces es cuál es el momento adecuado. ¿Cuando estás lista para dedicarles absolutamente todo tiempo aunque sean pocos años? ¿Cuando eres joven y puedes correr tras de ellos aunque tu carrera profesional se vea - no nos engañemos - truncada? ¿Cuando tienes una pareja? ¿Cuando tienes muchas ganas? ¿Cuando vas a ser el nuevo premio Guiness?

Total que el reloj biológico ya es un cuento más grande que los de sol: todo es cuestión de echarles encima una luz lo suficientemente fuerte para que prenda. Yo, que asquerosamente siempre trato de ser políticamente correcta, no me gustaría ser malentendida. Al igual que un médico consultado creo que no se puede "legislar" al respecto de la edad "adecuada" para tener hijos porque se trata de inmiscuirse en los derechos fundamentales de libre decisión. Y sin embargo, yo quisiera una llamada de atención al concepto de que los hijos son "una meta más". Cada vez me queda más clara aquella idea del hijo como el objeto de consumo último. Una vez que has hecho tu vida, te embarazas. Vamos, para que no quede nada por hacer.

No lo sé. Igual estoy sensible en el tema porque durante las pocas semanas que estuve embarazada no dejaba de pensar sobre el futuro, sobre cómo tener tiempo, cómo volverme (o volvernos) unos "padres responsables". Y no me parece que haya mucha responsabilidad en parir a los 67 años. Ni sola ni acompañada. Cuando los chicos tengan 15 años la señora en cuestión tendrá 82. Por más bien que esté... ¿será que podrá lidiar con su adolescencia al tiempo que ellos lidian con su senectud?

En el fondo puede ser que yo sea una romántica sin remedio o una reaccionaria sin remedio. Pero me parece que algo está raro cuando se puede manipular absolutamente todo para cumplir nuestros deseos.

Otros relojes biológicos: Ayer se publicó una noticia de que las catalanas dan a luz a su primer hijo, en promedio, a los 31 años. Alto, me parece. Pero hoy hay una que le quita parte de la presión reproductiva a la mujer. Según el Laboratorio del Instituto de la Reproducción CEFER, los espermatozoides de los hombres españoles se mueven cada vez menos. Si esta "devolución" en términos de movimiento continuara como hasta ahora, dicen, los espermatozoides serían absolutamente inmóviles en 2067, o sea en 60 años.

Me suena un poco a "caso para la araña" o, mejor aún, para LongBets.org (ayer publiqué un comentario sobre eso). Lo que es cierto es que, según la misma nota de La Vanguardia, la OMS considera que cada mililitro de semen eyaculado debe tener por lo menos 20 millones de espermatozoides. Según los estudios, en España en los últimos 30 años los candidatos que no alcanzan esta cifra se han duplicado.

1 comentario:

Hernán dijo...

Es claro que tu momento para tener hijos hace tiempo llegó

Y la palabra 'momento' se esconde, engañosamente, detrás de la palabra 'apuro'

No es un momento, es un estado

Y, por la forma en que miras el alrededor, estás en ese lugar

Los hijos finalmente solo llegan cuándo y cómo quieren. Uno solo debe encargarse de recibirlos.