21.3.07

Curiosidades varias

No escribo porque tengo el cerebro un poco seco de organizar conferencia. El fin de semana por fin se acaba el asunto. Lo más terrible de organizar un Congreso es que justo los dos días antes te encuentras absolutamente tensa pero ya no hay nada más que puedas hacer: lo que tendrá que salir mal, saldrá mal. Y podríamos agregarle también corolario de Murphy, pero no me apetece hacerle a la valiente justo hoy.

Yo no estoy segura de haber tenido un McJob - quizá porque tuve varios. Lo cierto es que la expresión siempre me pareció muy correcta para definir un trabajo sin futuro, mal pagado y con todas las características para morirse. Es curioso porque en México al principio, muy al principio, ser dependiente de McDonald's sólo demostraba una cosa: que uno era un niño bien educado al american way. Era como parte de la experiencia de compra que te atendiera un niño fresa. Lo mismo pasa consecuentemente con todas las franquicias. No sé con Krispy Kreme porque nunca llegué a ir, pero con Starbucks sucedía antes de irme. No era como aquí un trabajo para inmigrantes sobrecalificados... era un trabajo para niños bonitos. También funcionó un tiempo con Zara. Pero con el paso de los meses o los años el asunto se devalúa y acaban trabajando en esas tiendas la gente que describió con amargura lo que es el McJob - un trabajo sin futuro, mal pagado y para morirse diseñado para gente con pocas posibilidades.

Hoy leí un artículo del Financial Times en el que exponen las razones que tiene McDonalds para buscar un cambio en el diccionario y esperar que los McJobs dejen de llamarse así. Hum. Difícil cuestión. Es como si Mattel pidiera que dejáramos de llamar Barbies a las mujeres rubias, obsesas con su cuerpo y con la cabeza llena de aire.

La otra fue que, mirando entre los anuncios chiquititos y en blanco y negro de la prensa gratuita, encontré el siguiente anuncio: "Se buscan espíritus hedonistas para rendir culto al placer". No sé que es mejor: que esté justo sobre otro anuncio en donde dice "Trabaja como técnico de educacion infantil - mínimos requisitos - alta demanda de personal"; que tenga una página de web (www.cultoalplacer.com) o que la misma página web sea como la encarnación en esta ciudad la sociedad secreta de Eyes Wide Shut. Además utilizan la palabra ataraxia. ¿A que es bonita? Es la verdadera palabra dominguera....

[Dice la RAE que significa "impertubabilidad, serenidad". Digo, tampoco es cuestión de quedarse con la duda]

3 comentarios:

harmodio dijo...

Ataraxia. Eso es lo que yo necesito. Tantos años necesitándolo sin darme cuenta, caray.

Violeta dijo...

Ucháles...
Hasta parece chiste eso de los "mínimos requisitos" para ser técnico en educación.
No cabe duda el mundo va muy mal jejeje... y lo digo en serio

BoHeMlo dijo...

Hola, llegué hasta aquí buscando la web de culto al placer. Vi un pequeño anunció la otra noche en el Jamboree y no recordaba la web.

Parase que violeta no está muy de acuerdo, pero para mi es un adelanto en la sociedad el que valla rompiendo tabúes. La autora veo que al menos ha leído la web completa, porque ha encontrado la palabra Ataraxia que no está en la portada... me gustaría saber que piensa la autora del blog acerca de esta web....

Un saludo.